Figueras Bofill Pi Psicòlogues

Conflicto de pareja, hábitos para mejorar la relación

In Conflictos de pareja on 26 marzo, 2012 at 9:25
    Las parejas llegan a acostumbrarse a vivir en el conflicto. Por muchas razones, porque ninguno de los dos cede, porque se irritan especialmente con ciertas conductas de su pareja, porque compiten para tener razón, porque las presiones externas les pueden y las descargan en casa, porque desconfían el uno del otro…

    Cuando una pareja se instala en el conflicto es muy difícil reconstruir la relación para que sea como al principio, aunque quizá no es tan buena idea que sea como al principio (demasiado estrés). Si un día decidís que estáis hartos de discutir tanto pero nadie hace nada, es el momento de que uno de los dos tome la iniciativa y proponga nuevos hábitos para tener una relación más positiva.

    Más besos (de los sonoros y mojados). Por lo menos, uno al acostarse y uno al levantarse. Si, además, va acompañado de un sincero “te quiero”, estaréis en la vía rápida para conseguir que la relación remonte.

    Caminar por la calle cogidos de la mano. Mejor si entrelazáis los dedos (tiene una connotación más cariñosa). No esperes a que tu pareja tome la iniciativa como una prueba de que aún te quiere. Parte de la idea de que le encanta pasear contigo de la mano y dásela sin preguntar.

    Ir a dormir a la misma hora. Resistir la tentación de quedarse a ver la televisión y sincronizar los horarios para ir juntos a la cama es una buena manera de reducir las distancias. Por las mañanas, vale la pena levantarse juntos y compartir un pequeño desayuno (aunque luego uno vuelva a la cama).

    Buscar intereses en común. Ahora mismo parece que os lleváis la contraria en todo pero seguro que os quedan algunas aficiones compartidas. Ya que los dos tenéis que cenar, puede ser divertido que una noche a la semana los niños cenen antes y la pareja se siente a la mesa sin distracciones (ni teléfono, ni televisor) para disfrutar de un momento de tranquilidad. Acordad qué noche será con cierta antelación y comprometeros los dos a no cambiarla (podéis penalizar los cambios de última hora, por ejemplo, el que llega tarde o ya ha cenado, tiene que hacer la cama al día siguiente).

    Envíale un mensaje cada día. Mientras está en el trabajo o en casa, al recibir un mensaje de su pareja sabe que alguien se acuerda de él o de ella. Un simple, ¿cómo va todo?, es suficiente. Fírmalo con un beso o con un “te quiero”. Y de nuevo, volvéis a estar en el buen camino para remontar.

    M. F.

  1. Pues sí, básicos y clásicos. Imprescindibles. No veas lo que une lo de irse a la misma hora a la cama.
    Estupendo post.
    Un beso.

    • Hola!!!! sí, es genial comprobar que con pequeños cambios en las rutinas podemos mejorar muchísimo la relación de pareja.
      Gracias por tus palabras
      Hasta pronto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: