Figueras Bofill Pi Psicòlogues

La identidad de pareja

In Conflictos de pareja on 2 mayo, 2012 at 8:39

He decidido escribir sobre este tema porque comienza a ser habitual encontrar en la consulta a parejas que han gestionado de una forma poco saludable su identidad de pareja. Todos, mientras crecemos, vamos elaborando una identidad propia que nos define ante nosotros mismos y nos diferencia de los demás. La identidad reúne necesidades afectivas (por ejemplo, sentirse aceptado y respetado), cognitivas (sentirse capaz de resolver las dificultades) y de acción (comportarse con cortesía).

Cuando formamos una pareja, también damos paso a una nueva identidad, es decir, asumimos una serie de roles (expectativas que los demás tienen de nosotros) que nos definen como miembro de una pareja. El problema surge cuando entran en conflicto la identidad personal con la identidad de pareja. Con matices, hoy en día, podemos observar diferentes tipos de identidades de pareja. Veamos los más representativos.

Pareja de dos individuos. Todo va a medias, las vacaciones, el alquiler, los gastos. Comparten, excesivamente, aquello que acuerdan a nivel estructural pero se estancan a la hora de colaborar o apoyar al otro. Suelen tener dificultades para sentirse íntimamente unidos, así como para tomar decisiones sobre el momento adecuado para tener hijos. El eje de la pareja es el consumo y la calidad de vida.

Pareja social. Tener pareja es una forma de obtener reconocimiento entre los grupos de referencia. Exista cierta presión social a que salgan siempre juntos y que realicen, con otras parejas, todas las actividades de ocio. El crecimiento individual se ajusta a las necesidades de la pareja hasta el punto de renunciar a metas importantes para mantener la relación sin cambios.

Pareja centrada en los hijos. Se desplaza la figura de poder hacia los hijos que destronan a uno o a ambos padres. El hijo se convierten en el centro de atención desde la infancia, transformándose en un tirano cuando es adolescente. Convierten al hijo en el objetivo común sobre el que se construye la pareja aunque signifique vivir en constante conflicto.

¿Por qué vienen a consulta? Normalmente, porque uno o ambos miembros se siente insatisfecho en su relación. Intuyen, o son totalmente conscientes, de que sus necesidades personales no coinciden con lo que obtienen en la relación. Creen que es importante cambiar a su pareja o el tipo de relación para poder disminuir el malestar. Pero la insatisfacción, o la felicidad, no vienen de fuera, dependen de uno mismo, de una re-ordenación de las prioridades, de la aceptación de las dificultades y del reconocimiento de los recursos inherentes que disponen para afrontar esas dificultades.

M. F.

 

  1. Un post interesante. Como para casi todo, suelo dibujar los modelos de pareja con círculos y luego intentamos ubicar el suyo y las particularidades que tiene sobre cada uno de los miembros.
    Seguramente el mismo modelo evoluciona en distintos momentos de su historia personal, a veces ese evolución no se produce precisamente en términos favorables.

    Un beso.

    • Hola Walden,
      ¿dibujáis círculos solapados? Es una imagen genial. Es cierto que el modelo evoluciona, y una de las cosas que creo que ocurre en la pareja es que, en vez de alcanzar un nuevo patrón los dos juntos, la tendencia es la de cambiar de pareja, buscando a una que encaje con el nuevo modelo. ¿Tú que crees?
      Gracias por tus palabras
      Melània

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: