Figueras Bofill Pi Psicòlogues

Luchar o dejarlo ir

In Autoestima on 24 septiembre, 2012 at 16:10

Es una decisión difícil. Luchamos para no perder aquello que nos importa, ya sea una relación, un trabajo, una actividad o un sueño. Pero poco a poco, nuestra voz interior cuestiona la utilidad de esa lucha, pidiéndonos que lo dejemos ir. Con el tiempo, la voz se afianza y aparece el conflicto personal, justo cuando hemos elaborado poderosos argumentos válidos para las dos opciones.

Una vez leí que tomamos la decisión de aguantar cuando hemos cruzado el punto de inflexión. Se trata de ese momento en el que se ha hecho tal inversión de esfuerzo que renunciar a ello implica sentir que hemos perdido el tiempo (un tiempo valioso que no ha de volver). Por eso, nos cuesta tanto renunciar, por el tiempo perdido y por la sensación de fracaso.

¿Cuándo es el momento de abandonar?. Cuando creas que te puedes permitir darte otra oportunidad, cuando estés convencida de que te mereces algo mejor y estés dispuesta a arriesgarte. Renunciar también implica dejar entrar en tu mente nuevas ideas, nuevas direcciones, nuevos retos que cumplen dos funciones. La primera es la de alejarte de tu objetivo anterior y la segunda es la de permitir que logres un mayor sentimiento de autoeficacia.

Psicológicamente, el primer paso es un pequeño movimiento en la dimensión de la distancia emocional. Controlar tus reacciones para restarle poder a aquello que te exige un gran esfuerzo a cambio, únicamente, de la promesa de que un día, quizá, será diferente. Una mayor distancia emocional, te permite poner el foco de atención en otros intereses, otras personas u otras actividades.

El segundo paso consiste en implicarte en aquello que realmente, te hace sentir capaz, te ilusiona, te recompensa o te da seguridad en tus capacidades. Si percibes que tu relación de pareja es muy conflictiva y que por más que luchas no consigues mejorarla, entonces, lo mejor es que te focalices en algo nuevo: tu propio éxito profesional, realizar por fin aquello que dejaste pendiente, recuperar viejas amistades, apuntarte a aquellas actividades que no hacías porque a tu pareja no le apetecían…

La satisfacción personal es un cúmulo de pequeños momentos de placer, de conexiones con otros significativos, de tiempo dedicado a estar con uno mismo… si diversificas las fuentes de gratificación podrás conocer con más precisión cuando seguir y cuando abandonar, porque no te lo habrás jugado todo a una sola carta.

M. F.

  1. Muchas veces lo que encuentro es a personas que no dan el salto básicamente porque no tienen a dónde saltar. No ya un espacio físico, un trabajo u otra persona, que podrían ser suficiente quizás en un momento dado, sino a otra vida independiente, otros proyectos, otras ilusiones, una red social alternativa,… Entonces me pongo a trabajar en todo esto, antes de detenernos en la relación misma, porque también ocurre que se ha estado tan pendiente -o siendo tan dependiente- de la otra persona que puede acabar con la relación por agotamiento, por convertirse en una especie de embudo por la parte inferior,…

    Un abrazo.

    • Tu reflexión es muy interesante. Creo que frente a la incertidumbre de cualquier cambio, disponer de una actitud que les haga sentirse capaces de aceptar el final, con la ilusión (o como mínimo la posibilidad) de un nuevo comienzo es la señal de “ataque” para poder trabajar con el cliente. Lo curioso es que cuando consigo mover su foco de atención, muchas veces, ya no necesitan terminar con aquello que les creaba malestar, ¿qué opinas?
      Muchas gracias por tus palabras. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: