Figueras Bofill Pi Psicòlogues

Como potenciar tu atractivo

In Atracción on 15 octubre, 2012 at 19:45

La atracción que sentimos por otra persona (pareja, amigo, compañero de trabajo) se explica, la mayoría de las veces, por varios factores de influencia. ¿Por qué algunas personas nos atraen y otras nos parecen tan antipáticas?. Los psicólogos sociales han estudiado los factores que participan en la atracción (simpatía, agrado) entre dos personas y destacan cinco:

Proximidad: tenemos que estar cerca de alguien para poder percibirle. Si lo vemos a menudo, aumenta la familiaridad y (como la canción del verano, que de no gustarnos acabaremos tatareando) terminamos apreciando aquello que nos resulta tan habitual.

Aspecto físico: se percibe a las personas atractivas como más sociables, sexualmente activas, dominantes, mentalmente sanas, inteligentes y hábiles que las personas poco agraciadas. Según  diversos estudios, sólo son ciertas las dos primeras. Ello es debido a que, un aspecto físico atractivo genera menos ansiedad social y, en consecuencia, incrementa la popularidad.

Atributos socialmente valorados: ¿qué pensamos cuando vemos a un hombre poco atractivo con una mujer muy guapa?, que tiene dinero, poder o una gran inteligente. Esos valores aumentan la “puntuación de atractivo” de los hombres para las mujeres. A la inversa, un hombre guapo con una mujer poco agraciada, nos hace pensar que la mujer es muy hábil sexualmente. Cualquiera de esos atributos, o la seguridad en uno mismo o el sentido del humor, aumentan el atractivo de las personas.

Semejanza: A mayor semejanza, mayor atracción porque la semejanza es reforzante. Es la prueba de que nuestra manera de pensar es la correcta (porque la compartimos con alguien más). Buscamos el equilibrio en el aspecto físico, en la manera de ser y en las creencias.

Reciprocidad: cuando creemos que le gustamos a alguien o le caemos bien nos comportamos de una manera amable y cordial, en consecuencia, acabamos cayéndole bien. Lo contrario también es cierto, cuando creemos que alguien nos tiene manía, acabamos comportándonos según la profecía de auto-cumplimiento, es decir, somos realmente odiosos.

En resumen, para potenciar tu atractivo, céntrate en los que tienes cerca y te ven a menudo. Si tu aspecto físico no es tu mejor carta (o incluso sí lo es), muestra abiertamente otras cualidades, como la inteligencia, el sentido del humor o la seguridad en ti mismo. Si crees que le caes mal a alguien pero te interesa atraerle, actúa como si fuera tu amigo, sé amable y cortés, y, muy pronto, cambiará de idea sobre ti.

M. F.

  1. Utilizo mucho estos factores para enseñar cómo modificar relaciones. Especialmente útil en cuanto a veces utilizadas por mí en la consulta es la última, la de la reciprocidad, puesto que es posiblemente la más fácil (a falta de ser físicamente impresionantes) para conseguir cambiar la visión que tienen los demás sobre alguien.

    Muy buena entrada.

    Un beso.

    • Hola Walden, sin duda, los psicólogos somos grandes seductores. Malabaristas de la palabras, ¿verdad?. El atractivo físico no juega ningún papel en ello, pero transmitirlo a los incrédulos o a los que no tienen confianza en sí mismos, es un poco difícil.
      Muchas gracias por tu comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: