Figueras Bofill Pi Psicòlogues

¿Existe el destino?

In Destino on 4 febrero, 2013 at 11:27

Creer que existe el destino equivale a no creer en la voluntad, en la suerte, en el aprendizaje… en todo aquello implicado y conocido que te lleva a un sitio donde uno permanece por un tiempo, aunque sea durante un segundo.

Creer en el destino es sospechar que hagamos lo que hagamos, vivamos lo que vivamos, siempre, al final, desembocaremos en un lugar que ya estaba escrito.

Pensar que nuestra vida ya está escrita y que nosotros seguimos el guión sin ser dueños de nuestras posiciones asusta. Es decir, que la voluntad y todo lo demás (azar, experiencias previas…) queda supeditado a una estructura íntegramente planeada.

Cuando luchamos en contra de ese destino (guión vital) aparecen los conflictos intrapsíquicos y todos sus derivados. Aún así, el ser humano sigue luchando, cada día, por ir en contra de su propio destino, intentado reescribir el guión.

Parece que hay una fuerza superior que impide tal objetivo: aparecen una serie de obstáculos que tenemos que superar. Algunos, evidentemente, son sufragados, pero otros no. Y es, en este momento, donde deberíamos preguntarnos por qué hay caminos que elegimos y no pueden ser a pesar del buen azar, la excelente voluntad y todo lo necesario para poder seguirlo.

¿Quién escribe estos guiones?

E. E.

  1. No soy nada, nada de creer en el destino, sí en las casualidades. Creo que lo refleja bien la película de W.Allen, “Match Point”, de la misma manera, elegir un camino no necesariamente nos hará concluirlo, claro.
    En fin, de esos guiones somos responsables nosotros mismos, aunque hay una carga heredada, ya sea genética o ambiental, que influirá en el resultado también.

    ¿Tú qué opinas?

    • Sinceramente, no sé que pensar. Decidir el destino de cada uno cada día es un trabajo muy solitario para mi gusto 🙂 Yo creo que estamos condicionados por las expectativas de nuestros padres, que elegimos a los otros por lo que reflejan de nosotros mismos y que la percepción de las oportunidades es inversamente proporcional a la cantidad de recursos que poseemos. Así que parto del libre albedrío para aceptar mi destino (equilibrando mi yo real con mi yo ideal).
      Gracias por tus palabras. Un beso
      Melània

      • Creo que desde nuestra libertad somos responsables de nuestro camino, y aunque existan implicaciones ambientales y genéticas que lleven a lugares a los que llamamos destino, somos capaces de escalar sobre esas implicaciones. Así, el destino se convierte en conciencia, y el azar, en azar.

        Te cito algo interesante “Grave desviación del plan, por eso el director lo ha reescrito (…) La gran mayoría de las personas siguen el camino que les han marcado ya que temen explorar otras vías. Pero, a veces, aparecen personas que derriban todos los obstáculos que les ponemos delante, personas que descubren que el libre albedrío es un don que no sabemos usar hasta que luchamos por él” (George Nolpi)

        Vidal&Espejo Psicòlogues (Encarna Expósito)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: