Figueras Bofill Pi Psicòlogues

Si lo coges debes estar dispuesto a devolverlo

In Conflictos de pareja on 2 marzo, 2013 at 12:45

¿No has pensado nunca que las relaciones con los demás son enrevesadas, complejas y… fascinantes?. Yo lo pienso a menudo, especialmente en las relaciones de pareja, un lugar donde se solapan (y a veces se contraponen) dos realidades esenciales para el bienestar personal: ajustarse al otro y ser uno mismo. Si soy yo mismo, puedo llegar a casa, tumbarme en el sofá y ver lo que me gusta en la televisión. Pero si me adapto al otro, cuando llego a casa, tengo que ayudar a poner la mesa o a preparar la cena, comentar cómo ha ido el día y asegurarme de que mi pareja se siente atendida.

Si en una relación nos encontramos tan cómodos que nos mostramos tal cual somos (con lo bueno y con lo malo), o si, en función de nuestras creencias, estamos firmemente convencidos de que en casa no hace falta cuidar los detalles, muchas veces nos tachan de egoístas. Entonces nos sorprendemos: “¿tan difícil resulta de entender que después de un día duro no me apetezca ponerme a hacer la cena?”, decimos incrédulos.

La clave está en comprender que en el momento en que decidimos compartir nuestra vida con alguien, o simplemente, pasar un tiempo con otra persona, en ese mismo momento, asumimos una responsabilidad. La responsabilidad de devolver lo que hemos cogido primero. Si el otro cuida de nosotros, le debemos interés. Si el otro ha dejado sus preocupaciones fuera de la conversación, le debemos atención. Si el otro está preparándonos la cena, le debemos poner la mesa.

Hablo de deber porqué, semánticamente, es un término que espolea la responsabilidad: “con lo cansado que estoy, no me apetece escuchar sus quejas sobre su incompetente compañero de trabajo pero él me animó a mi cuando estaba pasando por un mal momento”. Estamos en deuda y, al igual que en el ámbito financiero, si no pagamos las deudas, perdemos lo que creíamos que nos pertenecía.

En las relaciones con los demás, nuestro sistema racional recuerda lo que nos deben, y nuestro sistema emocional cuantifica su valor. Pero lo mejor de todo es que en la interacción entre ambos sistemas se generan situaciones realmente ventajosas: en muchas ocasiones un pequeño gesto cubre muchas de las deudas adquiridas. Son esos pequeños detalles en los que respondemos con generosidad a las necesidades elementales del otro, demostrándole nuestro afecto, preocupación, interés, apoyo y evidenciando que hemos asumido nuestra responsabilidad por su bienestar. A mi me gusta llamarlo amor.

M. F.

  1. Yo suelo utilizar mucho la metáfora del banco: si quieres sacar dinero, antes debes haberlo ingresado. Creo que cuadra con el planteamiento que realizas. Verdaderamente es así.

    Hace unos años traté a la mujer de un político muy conocido. Ella se quejaba de que tenía que hacerse cargo de sus hijos, de su casa, de su propio trabajo y de él. Por su parte, su marido le respondía que ya sabía eso cuando lo conoció.

    Me llamaba la atención como una persona que presumía de ser capaz de asumir el compromiso adquirido con la población, era incapaz de atender al compromiso adquirido con su pareja.

    • Hola, sí, es como dices, pero va más allá, es como si pidieras un crédito a tu pareja solo para ahorrarte los intereses. La verdad es que no me sorprende que alguien que tenga un cargo de responsabilidad, forme una familia como una parcela más de su construcción individual. A ver si los psicólogos podemos echar una mano para transformar el concepto del amor, que con el calor, de tan líquido se va a convertir en gas.
      Gracias por tus palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: