Figueras Bofill Pi Psicòlogues

¿Las parejas felices existen?

In Felicidad on 24 abril, 2013 at 16:13

Sería maravilloso querer a nuestra pareja sin que hicieran falta los detalles románticos o afectivos, por ejemplo, cuando nos regala un libro que nos va a gustar o cuando nos compra chocolate por San Valentín. Sin embargo, esas pequeñas expresiones de amor hacen que una pareja sea feliz.

No substituyen a la confianza, la atracción física o la sinceridad, características imprescindibles para que una pareja pueda construir una relación fuerte, pero no le restemos valor al chocolate, a las flores o a esas joyas que rememoran un acontecimiento feliz. Y para ellos, un juguete tecnológico último modelo, una cerveza fría mientras su equipo gana un partido importante y algo picante e íntimo para después del partido.

Las parejas felices se esfuerzan cada día para sorprender y estar a la altura de las expectativas del otro y lo hacen practicando con frecuencia las siguientes seis prescripciones:

1) Hablar, hablar y jugar

No es lo mismo compaginar dos agendas que saber qué piensa y siente el otro sobre la vida, el futuro, sus miedos… Se necesita un espacio libre de obligaciones y responsabilidades, con tiempo por delante para relajarse. Un espacio en el que no haga falta tomar decisiones, únicamente divertirse con la pareja. Una solución para las parejas reticentes sería encontrar un día a la semana para sentarse a jugar a un juego de mesa. De esta forma la pareja se divierte mientras se centran exclusivamente el uno en el otro.

2) Dedicarle un tiempo solo para adultos a la pareja

Salir una noche para ir al cine o al teatro, ponerse elegante y anticipar la emoción de pasar un buen rato juntos es imprescindible para las parejas con hijos. Enviarse mensajes durante el día con frases que alimenten la imaginación de lo que ocurrirá al llegar la noche. Hacer una foto de un momento especial donde tu pareja no está y enviárselo al móvil con un comentario que acabe con un “te echo de menos”. Estos son algunos ejemplos para romper con la rutina.

3) Si tenéis que discutir, hacedlo bien

Las peleas en una pareja no son malas, al contrario, sirven para ajustar las dos individualidades en un proyecto común. Eso sí, han de ser útiles para resolver conflictos, no para incrementarlos. Existen unas reglas básicas para una buena pelea. Escuchar el punto de vista del otro, expresar malestar por una conducta desafortunada no por la manera de ser del otro, ceder siempre aunque sea un poco y finalmente, discutir sin público.

4) No solo sexo

Sin duda, el sexo te conecta con tu pareja y fortalece la relación. Es un elemento que favorece una profunda comunicación emocional entre dos personas. Pero el sexo no es el único ingrediente para fomentar la intimidad. Las caricias, los besos, los abrazos, los masajes, las miradas de complicidad son importantes para subrayar el afecto compartido. Sentirse querido produce mayor bienestar que tener una relación sexual.

5) Dar las gracias

Demasiadas veces damos por hecho que como nuestra pareja nos quiere, todo lo que hace por amor lo hace sin que le suponga un esfuerzo. Así que nos olvidamos de darle las gracias. Remediemos eso agradeciendo los pequeños detalles que tiene con nosotros. Si nos cuesta decírselo directamente, le podemos dejar una nota en la almohada o frente a su ordenador. O enviarle un mensaje de agradecimiento por lo buena que estaba la cena anoche

6) Convertir la relación en un tema de conversación

Hablar sobre la propia relación permite conocer mejor las necesidades y los deseos de la persona a la que quieres. Saber cuáles son sus expectativas te permite introducir pequeñas dosis de realidad sin generar excesivos conflictos. Compartir la angustia por la llegada de un nuevo miembro en la familia, o la incertidumbre por si le despedirán en el trabajo, incrementa el sentimiento de apoyo en la pareja.

Las parejas felices existen y vosotros también podéis serlo. Solo se necesita un poco de esfuerzo conjunto para salir de la rutina, de la pasividad y pasar a la acción. Es un viaje muy personal porque seréis vosotros los que encontréis el coraje, la fuerza y la energía que os motive a cambiar todo aquello que no os gusta de vuestra relación.

M. F.

  1. Hola. Estaba escribiendo justo sobre este tema (una técnica concreta al respecto) y he llegado al tuyo. Muy bueno. Suscribo cada punto.

    • Las grandes mentes…. Es un tema muy interesante porque muchas veces las parejas se sorprenden cuando la felicidad no surge espontáneamente. Hasta pronto
      Melània

  2. Caramba, llevas aún más tiempo que yo sin escribir. Espero que sea pasajero. Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: