Figueras Bofill Pi Psicòlogues

Eros y Psique y la crisis de pareja

In Conflictos de pareja on 11 junio, 2013 at 9:03

Existe un mito latino que celebra el matrimonio entre el corazón y la razón; se trata del mito de Eros y Psique, el Dios del amor y la hija pequeña de un rey, tan hermosa que los habitantes de su país dejaron de adorar a su diosa, Afrodita, para venera a un simple mortal.

Afrodita, ofendida, encargó a Eros que hiciera infeliz a Psique logrando que ella se enamorara del hombre más horrible y ruin que encontrara. Pero cuando Eros vio la belleza de Psique se aturdió y la flecha que tenía preparada para ella se cayó, se le clavó en un pie y se enamoró perdidamente de la joven.

Después de muchas aventuras y desventuras Psique acabó siendo la esposa inmortal del dios del amor y la hija que ambos tuvieron se llamó Hedoné (placer).

En los conflictos de pareja, a menudo nos encontramos con que la emoción y la razón, el sentimiento y el pensamiento, no van de la mano. Decimos: “te quiero pero no me convienes” o “no eres tú, soy yo, que estoy confundido”. Por un lado el amor, por el otro la razón y entre ambos, el conflicto.

La crisis en una relación de pareja tiene la función de generar una dinámica nueva para producir cambios. Aparece para trasformar el enamoramiento en estima, la independencia en compromiso, la estabilidad en ruptura. Existen una serie de fases en cualquiera de estas crisis que suelen corresponderse con las de un duelo psicológico: negación, rabia, negociación, dolor emocional y aceptación.

En un primer momento, nos negamos a creer que nuestros trucos de siempre ya no sirvan (el chantaje emocional, la presión, la distancia emocional, los gritos, la racionalización). Justo después nos enfadamos con nuestra pareja convirtiéndola en la única culpable de la situación, destacando sus aspectos más negativos y planteando la ruptura como una, o como la mejor, posibilidad.

La rabia acaba dejando lugar a la tristeza, iniciando un periodo de negociación o pacto “si no me dejas, te prometo que me esforzaré más”. El otro, utiliza su razón: “no se trata de ti, es la relación la que no funciona”. El dolor emocional que surge al darse cuenta de que no tenemos nada interesante que ofrecer es devastador. Pero al final, acabamos aceptando que el cambio es inevitable y, en ese momento, podemos avanzar hacia un nuevo modelo de vida (con la pareja o solos).

En terapia de pareja, observamos que algunas personas optan por una descripción del conflicto puramente emocional o bien por una explicación puramente racional. Nuestro trabajo se basa, como en el mito de Eros y Psique, en conseguir que ambos estados confluyan para encontrar la mejor solución durante y después de la crisis. Afirmaciones como “no puedo controlar lo que mi pareja siente pero puedo elegir con qué actitud me enfrento a la crisis” concilian emoción con pensamiento, sentimiento con razón.

M. F.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: