Figueras Bofill Pi Psicòlogues

Enganchados al amor: la adicción afectiva

In Adicción on 30 septiembre, 2013 at 13:53

Parece más fácil entender la adicción al juego o a internet que la adicción afectiva y, sin embargo, es la razón de muchas consultas psicológicas. El adicto al amor es dependiente del afecto que recibe aunque, por su adicción, nunca tiene suficiente. En consecuencia, su pareja no puede llegar a compartir una verdadera relación ya que los conflictos, los reproches, las pruebas de amor… son constantes. Finalmente, le abandonan (su peor miedo hecho realidad como una profecía de autocumplimiento) pero por puro agotamiento emocional de su pareja.

Tal como explica Helen Fisher en la química del amor, al enamorarnos, primero sentimos lujuria (puro deseo físico) donde actúan los estrógenos y los andrógenos (hormonas sexuales que compartimos ambos sexos aunque en diferentes niveles). Sin embargo, en una segunda fase, el enamoramiento, provoca que tu cuerpo produzca norepinefrina (un precursor de la adrenalina). A la adrenalina se la conoce como la hormona de la recompensa porque genera una sensación de placer muy similar a la que se produce con la cocaína o la nicotina.

Si todo va bien, en una tercera fase, se deja de liberar dopamina para empezar a liberar oxitocina, esa hormona que nos ofrece bienestar y apego y que refuerza los vínculos. La que nos relaja y nos hace sentir cariñosos, sobre todo tras el orgasmo. La oxitocina es la hormona del amor ñoño (como lo define Pere Estupinyà en su libro “la ciencia del sexo”) pero no la del enamoramiento.

Las personas adictas al amor, no avanzan hacia esta fase hormonal del apego, sino que siguen produciendo grandes cantidades de dopamina ante cualquier estímulo que les recuerde a la persona sobre la que han consignado su obsesión. La ausencia de la persona “amada” eleva la ansiedad y los niveles de estrés (ya que la recompensa esperada se está demorando).

Desear algo con todas tus fuerzas te motiva a luchar para conseguirlo, pero cuando piensas que no puedes ser feliz, o ser tú mismo, o seguir viviendo, sin aquello que deseas, entonces es adicción, si hay síndrome de abstinencia, entonces, es adicción. El deseo (de sentirse querido, admirado, reforzado, seguro, protegido, acompañado, reconocido) por la pareja no significa que sea verdadero amor. Si nunca te preparas o aceptas el abandono (aunque sea temporal) entonces es el miedo el que habla (no el amor).

M. F.

  1. Con este texto acabas de definir la relacion de Mi pareja y yo. Cuando estamos juntos nos olvidamos del mundo y somos lo mas feliz posible, cuando nos separamos sentimos ansiedad y sindrome de abstinencia como si de una droga se trarara.

    El ha cortado muchas veces la relacion porque dice que nada mas le hace sentir tanta felicidad que estar conmigo y piensa que debe aprender a ser feliz con todo lo que le rodea y que no dependa solo de mi su felicidad sino de el solo. Quiere estar solo para crecer individualmente como persona. Yo veo que realmente tiene razon y que alomejor deberiamos separarnos porque es verdad que estamos muy enamorados y creamos un mundo separado de la realitad, entonces acepto cortar y nos separamos.

    Pero el, por miedo a perderme para siempre, al cabo de muy poco vuelve siempre y me pide perdon y quiere volver conmigo y no puede cortar nunca. Y yo al quererle y al estar en esta misma situacion que el (pensar que lo mejor para nosotros seria separarse pero el amor es tan fuerte que nos posee), siempre le acabo diciendo que sí y volvemos.

    Mis dos preguntas son: porque siempre es el quien toma la decision de cortar? Porque aunque yo se que tiene razon y que lo mejor para los dos es separarnos un poco, siempre es el quien lo dice, yo no tengo la fuerza para decirle adios porque creo que podemos solucionar este problema sin separarnos. Eso significa que alomejor yo si le quiero de verdad y el solo me esta utilizando para sentirse querido o no tiene nada que ver?

    Y por otro lado, realmente no quiero cortar mas veces con el, porque aunque sea un amor adictivo y por lo tanto no verdadero, sigue siendo amor, asi que, hay alguna manera de salir de esta situacion de adiccion, y pasar a esa tercera fase de madurez, tranquilidad, confianza y bienestar?

    Y por ultimo, que deberia hacer en general?

    • Hola, entiendo que lo que os preocupa de ser felices es que cuando no estáis juntos os sentís realmente desesperados. Puede que tengáis algo muy especial o puede que seáis una pareja tendente a la co-dependencia. ¿Vuestro estado de ánimo varía mucho por el hecho de estar juntos o separados, de manera que, por ejemplo, si no os veis, no podáis ir a trabajar? Depender de otro que te quiere es natural, buscamos vincularnos con nuestra pareja esperando sentirnos seguros. Explícale que sientes que hay otras maneras de solucionar vuestros problemas y dedicar tiempo a buscarlas juntos.
      Creo que él corta todas las veces porque es el rol que se le ha asignado en esta relación, él es el que sufre por el futuro o por las consecuencias de vuestra “locura”. Cuando te diga que quiere dejarlo, no le digas que tiene razón, dile que tú no quieres. Puede que si ponéis límites al tiempo que pasáis juntos y pensáis que esta intensidad pasará podréis explorar otros aspectos de vuestra relación.
      Un beso

  2. Hecho de menos tus entradas, ¿es pasajero?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: