Figueras Bofill Pi Psicòlogues

Archive for the ‘Devorados y devoradores’ Category

Objetos y sujetos

In Devorados y devoradores on 27 diciembre, 2012 at 20:29

Es difícil entenderte víctima en manos de alguien con tu consentimiento y tu permiso. Pero, a veces, tenemos que aceptar que por muy controlado que pensemos que tenemos lo más básico de nuestra esencia, es decir, ser persona, puede que fracasemos en una relación con el otro y olvidemos que somos sujetos, sujetos a ser objetos por aquel que te ve sin mirarte desde su propia ignorancia.

Tenemos la irracional costumbre de creer que todas las personas poseen los valores principales de humanidad y respeto, pareciéndonos imposible que exista alguien a tu alrededor, al que das permiso a entrar en ti, que sea estrictamente capaz de verte, con todo tu valor (que es mucho) como un objeto equivalente a un agujero o a un hueco. Pero ocurre. Y en esta sociedad donde lo predominante es poseer las cosas y las materias, aún más. No es de extrañar, que el capitalismo imperante cada vez con más fuerza en todos los rincones del mundo, invada también todos los rincones de los corazones y las almas de algunas personas. Personas compulsivas que no perciben el valor real de sus pertenencias, que se autoconvencen que lo son por el simple hecho de haber tenido la suerte de haber nacido con un neocórtex y la desgracia de haber vivido y seguir viviendo sin saber quiénes son y cuanta dicha tendrían de saberse capaces de amar y ser amados.

Lo que nos distingue del resto del reino animal, es precisamente la capacidad extraordinaria y única de que a pesar de ser conscientes de lo que transcurre en nuestra vida y supervivencia, seamos capaces de amar.

Hay personas muy débiles, que no pueden lidiar entre el mundo racional y el mundo irracional y se decantan por disociarlos, haciéndose ellas mismas una especie humana deshumanizada que queda por debajo de la escala evolutiva, hasta el punto de ser peores que una ameba, tan narcisistas que ni siquiera por ellos mismos tienen sentimientos.

Crecer significa descubrir que el antropocentricismo es un verdadero engaño, y que hay personas que son de una potencia absoluta para abusar de las que aman y sueñan con amar. Cuando digo amar, no me refiero más que al respeto y la responsabilidad ante los otros. Y, aunque, de antemano, es de saber que estas personas han sufrido un trauma tan fuerte en algún momento de su vida que llegan a ser impotentes emocionales, no tienen excusa para cometer maltrato.

Son estas personas las que sienten satisfacción en utilizar a los capaces de amar y dar porque no hay nada con más valor que acceder a una categoría superior en la escala evolutiva y devorarla. Seguirán vacías y la persona devorada, por algún tiempo, también. Pero al final del camino, la devorada volverá a llenarse porque puede, porque ya sabe lo que significa, mientras el devorador, por unas horas lleno, seguirá buscando alimento en nuevas víctimas, ya que viven en una soledad hueca insoportablemente dura.

Así que víctimas de esta subespecie, nos os preocupéis demasiado, podéis volver a llenaros con bastante facilidad, siendo el vacío transitorio. ¿Cómo? Buscando el lugar vital que ocupábais antes de ocurrir el suceso devorador para volver a ver quién eres realmente y reencontrarte con todo tu valor.

E. E.